¿Qué ganan o pierden los peruanos al dejar la informalidad?

Tres de cada cuatro trabajadores son informales en el Perú. Al 2016, la informalidad alcanzaba a más de 6 millones de empresas. En conversación con El Comercio, Pablo Secada, director del Instituto Peruano de Economía (IPE), señaló que los informales tienen beneficios y costos.

«No pueden venderle al Estado, a las empresas. Si quieren empezar a crecer van a tener que formalizarse», asegura. Pero no es lo único.

Remuneración: De acuerdo a ADEX, los trabajadores informales ganan en promedio S/1.000 menos que quienes están en la formalidad. Esta cifra puede variar según el sector en que se encuentre el trabajador.

Un trabajador informal en el sector agro puede ganar alrededor de S/497, mientras que, de acuerdo a cálculos de este Diario, los comerciantes ambulantes pueden llegar ganar alrededor de S/1.800 mensuales.

Costos: El costo de ser formal es alto en Perú, afirma el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), tras situar al país en el tercer lugar a nivel de América Latina, por debajo de Argentina y Brasil. Solo el  pasar de la informalidad al Régimen Único Simplificado (RUS), implica exponerse a perder el 12% de las utilidades, según cálculos del MEF.

No obstante, Tello asegura que menos del 20% de trabajadores que labora en la informalidad lo hace por aspectos relacionados a costos. «Los estudios que hemos hecho demuestran que la mayoría de personas se encuentra en la informalidad porque no encuentran oportunidades laborales».

Más beneficios: Con frecuencia se destaca que la formalidad permite a los trabajadores ser sujetos de crédito para el sistema financiero, o elevar sus ingresos al contratar con mayor número de clientes. Pero también, según la Sunat, brinda al trabajador «la autoridad moral para exigir servicios públicos de calidad».

Fuente: elcomercio.pe

www.laney.com.pe