La relación de la auditoría y las nuevas tecnologías

La tecnología ha llegado para ayudar a los auditores en su trabajo. Con las nuevas herramientas informáticas podemos realizar nuestro trabajo con mayor calidad y rapidez, pero también hace que el proceso sea más complejo.

Existe un nuevo riesgo asociado a nuestro trabajo, ya que nuestros clientes también procesan su información empleando las nuevas tecnologías que se encuentran a su alcance. Para hacer frente a estos posibles errores es necesario contar con una formación específica, más allá de los conocimientos que tienen actualmente nuestros equipos de auditoría. Como auditores, tenemos que comprobar y revisar la información que nos facilitan nuestros clientes. Tenemos que incluir dicha comprobación como parte esencial de nuestro Plan Global de Auditoría.

Un aspecto muy importante a tener en cuenta es el de tener conocimiento total sobre los controles que los clientes han implantado sobre las aplicaciones informáticas y verificar su correcto funcionamiento. Los riesgos informáticos han adquirido gra importancia en los últimos años y pueden ser una fuente de errores en los Estados Financieros. El auditor tiene que contar con el criterio suficiente como para detectar, junto con la ayuda de un experto informático, los posibles riesgos y errores de aplicaciones informáticas más complejas.

La estrategia de auditoría puede modificarse en caso de que, una vez hayamos realizado el análisis de las distintas aplicaciones informáticas, los resultados obtenidos no hayan sido los esperados. En tal caso, deberemos enfocar la nueva estrategia en la minimización de riesgos posibles de impactar en nuestra auditoría.

www.laney.com.pe