The Economist: muchos consumidores no leen ni entienden los contratos que firman

Una investigación encontró que solo uno o dos de cada 1,000 compradores minoristas que adquirían software leyeron el acuerdo de licencia, y de ellos la mayoría solo examinó una pequeña parte del texto. Esto no sugiere que haya un núcleo duro de consumidores que mantendrán a las compañías en línea.

“Se aplican términos y condiciones” compite por ser la frase más desmoralizante de estos tiempos modernos, junto con “el avión se ha retrasado” y “eres tendencia en Twitter”.

Cuando los consumidores se enteran de una buena oferta, temen que haya una trampa oculta en las letras pequeñas. La solución más obvia (leer esas letras chiquitas) no siempre es factible. Los términos y condiciones en línea de Facebook llegan a más de 3,200 palabras. ¿No le parece demasiado? Una sección enumera otros 11 “otros términos y políticas que se podrían aplicar”, incluyendo “estándares comunitarios” en el contenido que los usuarios pueden publicar. Se requerirá mucha lectura adicional.

Incluso cuando los usuarios leen todo, es probable que no entiendan. El año pasado, Which?, un grupo británico de asesoramiento al consumidor, pidió a 24 voluntarios que leyeran la letra pequeña de una selección de 40 documentos sobre seguros y respondieran una serie de preguntas. Dieron respuestas incorrectas a entre un cuarto y un tercio de esas preguntas; sólo cuatro obtuvieron calificaciones perfectas. El análisis del lenguaje mostró que los documentos eran más difíciles de entender que el libro “A Brief History of Time” (Una breve historia del tiempo) del fallecido Stephen Hawking.

Todo esto importa porque la “libertad de contratación” es fundamental para el sistema económico. Si dos partes firman un contrato libremente para realizar un intercambio o entablar una relación a largo plazo, ambos deben percibir que es para su beneficio. Pero hay una asimetría de información entre un consumidor ordinario y una corporación con abogados que reciben un buen pago para elaborar términos a su favor.

Algunos economistas han argumentado que los derechos de los consumidores estarán protegidos, incluso si solo unos pocos leen la letra pequeña. Al quejarse de los términos injustos, esos pocos mantendrán a los vendedores dentro de los estándares esperados.

Pero una investigación encontró que solo uno o dos de cada 1,000 compradores minoristas que adquirían software leyeron el acuerdo de licencia, y de ellos la mayoría solo examinó una pequeña parte del texto. Esto no sugiere que haya un núcleo duro de consumidores que mantendrán a las compañías en línea.

El tema claramente molesta a la Autoridad de Competencia y Mercados (CMA), un regulador británico, que lanzó una campaña en abril bajo el lema “Letra pequeña, gran diferencia” para alentar a los operadores de viajes y turismo a tratar a los clientes de manera justa.Como están las cosas, los mercados podrían estar funcionando menos eficientemente de lo que deberían.

Los consumidores pueden no comprar el mejor producto que se ofrece. Esto es fácil de imaginar con servicios como telefonía móvil o energía, donde puede haber varios puntos de comparación, como una tarifa plana más otras por uso. Pero otra nueva investigación sugiere que esta situación se puede dar incluso con productos relativamente simples.

Los autores realizaron un ensayo aleatorio con 124,000 ahorradores británicos con cuentas de ahorro en cinco instituciones. Estos son productos simples y la característica sobresaliente es la tasa de interés. Los ahorradores recibieron información sobre cuentas rivales que ofrecían tasas más altas.

En promedio, el cambio habría tomado alrededor de 15 minutos y se convirtió en £ 123 (US$ 153) en el primer año. Pero solo alrededor del 3% estaban preparados para cambiar. Los académicos experimentaron con formas de mostrar la información para aclarar los beneficios. Esa mejor divulgación hizo que el cambio fuera un poco más común, pero no mucho.

El enfoque más exitoso aumentó la proporción de clientes que cambiaron a solo el 12%. Ni la edad de un ahorrador ni el saldo en la cuenta hicieron una diferencia. Los autores concluyeron que los ahorradores dudaban de los beneficios de comprar y se desanimaron por el inconveniente percibido. Al parecer, “a riesgo del comprador” puede aplicarse en principio, pero no en la práctica.

Fuente: gestion.pe

www.laney.com.pe

Días no laborables: En estos casos los trabajadores no tendrán descanso

El 26 y 27 de julio fueron decretados como días no laborales para el sector privado y público. Conoce aquí qué empresas privadas están exceptuadas a dar descanso a sus trabajadores.

El Gobierno declaró este 26 y 27 de julio serán días no laborables sujeta a compensación, tanto para el sector público como para el privado, con el fin de facilitar el desplazamiento de los participantes por el inicio de los Juegos Panamericanos Lima 2019 y a días previos a las Fiestas Patrias.

El Ministerio de Trabajo detalló que la jornada no laborable empezará a las 12:00 horas del viernes 26 de julio y se extenderá hasta el sábado 27. En los dos casos se aplica a nivel de Lima Metropolitana y la Provincial Constitucional del Callao.

En ese sentido, la naturaleza de los días no laborables implica que la decisión de otorgar o no el descanso radica en el empleador, el cual sería recuperado y no pagado como feriado.

En principio, «como en cualquier feriado, los trabajadores deberían irse a su casa», pero es el empleador quien tiene la palabra final para determinar si los trabajadores tendrán descanso compensable o no, señala Germán Lora, socio del Estudio Payet, Rey, Cauvi, Pérez.

En tanto, para Cinthya Snaiderman, jefa del área laboral del Estudio Arbe, la medida del Gobierno «es de aplicación obligatoria».

EXCEPCIONES
El laboralista del estudio Payet, Rey, Cauvi, Pérez señala que el mismo DS N° 124-2019-PCM especifíca que existen excepciones para la aplicación de los días no laborables para ciertos trabajadores en actividades de especial relevancia para la comunidad o indispensable en las entidades o empresas.

Así, según el documento, las empresas privadas de actividades de especial relevancia para la comunidad están facultadas para determinar los puestos de trabajo que están excluidos de la jornada y del día no laborables declarados por el Gobierno y los trabajadores respectivos que continuarán laborando. Estas categorías son:

«Que prestan servicios sanitarios y de salubridad, limpieza y saneamiento, electricidad, agua, desagüe, gas y combustible, sepelios, comunicaciones y telecomunicaciones, transporte, puertos, aeropuertos, seguridad, custodia, vigilancia y traslado de valores, y expendio de víveres y alimentos», detalla el decreto supremo.

Asimismo, se incluye a los hoteles y establecimientos de hospedaje que reciban y presten servicio a huéspedes.

En cuanto a las actividades indispensables en las empresas, se detalla que las empresas cuya paralización en sus operaciones ponga en peligro a las personas, la seguridad o conservación de los bienes o impida la reanudación inmediata de la actividad ordinaria de la entidad o empresa están excluidas de la aplicación del D.S. 124.

«Tales labores y la designación de los trabajadores respectivos que continuarán laborando son determinadas por el titular de la entidad o por el empleador, según corresponda», informa el documento.

PAGOS EN DÍAS NO LABORABLES
Si no se trabaja durante las horas señaladas el 26 y el 27 de julio no se realizará ningún pago extraordinario. Lo que se deberá hacer es compensar el día no laborado con otro día de trabajo.

En ese sentido, añade, la compensación de horas para el sector privado es de mutuo acuerdo con el trabajador y a falta de acuerdo decidirá el empleador. «Lo mejor es que se pongan de acuerdo», añadió Lora.

Fuente: elcomercio.pe

www.laney.com.pe

Sunafil multará a empresas hasta con S/ 378,000 por no tener políticas salariales

Las empresas deben tener cuatro documentos para las nuevas fiscalizaciones de Sunafil: la política salarial, el reglamento interno de trabajo, el de seguridad y salud en el trabajo, y la prevención del hostigamiento laboral.

La Sunafil desde el 1 de julio inició la fiscalización en materia de igualdad salarial, por lo que las empresas que no cuenten con un cuadro de categorías o política salarial, o no informen a sus trabajadores sobre estos documentos, serán multadas hasta con 45 UIT, por cada infracción.

Así, una empresa que no tiene una política salarial tampoco podrá informar a sus colaboradores, por lo que podría ser multada hasta con S/ 378,000 si tiene más de mil trabajadores (ver tabla).

Además del riesgo judicial de un reclamo por daños y perjuicios o de actos de hostilidad (ver nota 2).

Documentación mínima

La Sunafil exigirá a las empresas un cuadro de categorías y funciones que debe contener: la agrupación de puestos por categorías, una descripción de los puestos que justifique esta agrupación y una jerarquización según un valor objetivo.

Asimismo, la política salarial establece los lineamientos principales para la fijación y reajustes de salarios en la empresa. Al respecto, Toyama explicó que las empresas pueden utilizar este tipo de evaluación de desempeño en la política salarial; y adicionalmente también para medir el rendimiento de los trabajadores.

Si la empresa logra demostrar que su evaluación tiene indicadores objetivos con una certificación independiente, adicionalmente luego de la evaluación del trabajador, que le dio oportunidad de mejoras sin un resultado, está facultada a despedirlo por bajo rendimiento.

Por eso, las empresas para garantizar una política de igualdad deben cumplir como mínimo con tener una política salarial, cuadro de categorías y funciones; si tienen más de 100 trabajadores un reglamento interno de trabajo y un procedimiento contra el hostigamiento sexual y la discriminación por VIH/SIDA; y si cuenta con 20 trabajadores, un reglamento de seguridad y salud en el trabajo, dijo el laboralista Jorge Toyama.

Las empresas están obligadas a garantizar la igualdad en la empresa, tanto en el acceso al empleo, durante la relación laboral y en el cese.

Así, se podrían considerar conductas discriminatorias -o que afectan el derecho a la igualdad- una oferta laboral solo dirigida a hombres, preguntar el sexo o estado civil del trabajador, o si planea tener hijos en los próximos años, no comprometerse a realizar horas extras y similares.

¿Cuál es la necesidad de saber el sexo o estado civil del trabajador, por ejemplo, para un abogado?, cuestionó. Se debe considerar que en todos estos casos, el trabajador podría oponerse a este tipo de preguntas y demandar a la empresa por actos de discriminación, dijo.

También se incluyen los premios sustentados en asistencia (ya que discrimina a las mujeres con licencia por maternidad), por ejemplo, y otros. ¿Cómo fiscalizará la Sunafil? Luego de la publicación de la Ley N° 30709, que prohíbe la discriminación remunerativa entre hombres y mujeres, la Sunafil publicó una guía para la igualdad salarial, el protocolo de fiscalización y una guía metodológica.

Ello porque la discriminación se considera a toda aquella distinción, exclusión, restricción o preferencia que se base en determinados motivos como la raza, sexo, o cualquier otra índole que menoscabe el ejercicio de derechos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: gestion.pe

www.laney.com.pe

Esto es lo que la bandeja de entrada de tu correo electrónico dice de tu personalidad

freelance peru laneySi no respondes a los correos electrónicos, tus compañeros de trabajo pueden percibirte como una persona vaga o desinteresada, sostiene Richard Moran, CEO de Frost & Sullivan.

Los psicólogos dicen que la forma en que limpias (o no limpias) tu bandeja de entrada realmente dice algo sobre tu personalidad.

Aquellos que eliminan de forma rápida y eficiente pueden ser fanáticos del control, mientras que aquellos con 1.000 correos electrónicos no leídos podrían no ser tan desorganizados como parece.

Cuando le escribí a un amigo para decirle que estaba pensando en escribir un artículo sobre lo que una bandeja de entrada podría revelar acerca de la personalidad, inmediatamente me envió un mensaje de texto:

«Tengo tres correos electrónicos en mi bandeja de entrada. ¿Qué dice eso de mí?»

«Significa que eres lo peor», le respondí.

Por «eres lo peor», por supuesto, quiero decir, «tu capacidad para administrar tu vida digital es todo a lo que aspiro, y por lo tanto estoy terriblemente celosa».

Gestionar tu bandeja de entrada es una virtud subestimada en el lugar de trabajo, sostiene Richard Moran, CEO de la consultora Frost & Sullivan. Cuando los empleados no responden, los compañeros de trabajo los perciben como desorganizados y perezosos.

En ese momento, mi bandeja de entrada personal contenía 57 correos electrónicos no leídos  — pero siendo completamente honesta, recientemente había pasado un fin de semana reduciéndolo desde cerca de 1.000.

Como sugiere Moran, ¿es mi incapacidad para mantener una bandeja de entrada ordenada algo por lo que debería preocuparme? En otras palabras, si esto indicaba que sufría de un problema emocional o un déficit cognitivo profundamente arraigado más allá de la simple desorganización. Del mismo modo, quería saber si los héroes de la bandeja de entrada como mi amigo estaban destinados a ser más exitosos que el resto de nosotros.

Por supuesto, es imposible mirar la bandeja de entrada de alguien y decir con seguridad que él o ella es un ninja de la productividad o un psicópata. Su estrategia de administración de correos electrónicos depende en gran medida de su profesión, por ejemplo, y del flujo estándar de correos electrónicos en su oficina.

Pero mis conversaciones con expertos en psicología y tecnología aún brindaron algunas ideas importantes (y sorprendentes) sobre la conexión entre los hábitos de correo electrónico y los rasgos de personalidad. Esto es lo que he encontrado.

El archivador/eliminador ve un mensaje en su bandeja de entrada y toma medidas inmediatamente
Esta persona lee el correo electrónico, envía una respuesta si se le solicita, y luego lo elimina (porque ya no es útil) o lo archiva en una carpeta específica. Su cuenta de correos electrónicos suele rondar el cero.

Larry Rosen, Ph.D., psicólogo investigador y autor de iDisorder: Understanding Our Obsession With Technology and Overcoming its Hold on Us, admite que cae en esta categoría. Estar alejado de su bandeja de entrada durante demasiado tiempo, le afirma a Business Insider, le pone nervioso, y sospecha que tiene algo que ver con su cerebro.

El cerebro de un archivador / eliminador está conectado de manera única para reaccionar negativamente cuando se enfrenta a un montón de mensajes no leídos. «Una enorme bandeja de entrada libera neurotransmisores basados en el estrés, como el cortisol, que le ponen ansioso», dice Rosen. Mantener una bandeja de entrada ordenada calma esa ansiedad, al menos temporalmente.

En última instancia, sugiere Rosen, su estrategia de gestión de correos electrónicos se reduce a su deseo de control. Mientras que algunas personas están bien dejando su casa, su espacio de trabajo o su bandeja de entrada desordenados, los archivadores/eliminadores se volverían locos.

«Necesitan una forma externa para tener control sobre el mundo», dice Rosen, y adherirse a un sistema de gestión de la bandeja de entrada satisface su necesidad constante de orden.

El precavido tiene pocos correos electrónicos no leídos, pero rara vez borra un mensaje después de leerlo

Según la doctora Pamela Rutledge, directora del Centro de Investigación de Psicología de los Medios, hay algunas explicaciones potenciales para este tipo de comportamiento de salvar. Una es el perfeccionismo: «Los perfeccionistas guardan los correos electrónicos leídos con la idea de que volverán a ellos [eventualmente]», dice Rutledge a Business Insider. «Estas mismas personas tendrán una lista de tareas pendientes que es tan larga que no puede ser útil» y un montón de ropa que debe ser remendada al fondo del armario.

Esencialmente, guardar correos electrónicos es una forma de engañarse a sí mismos haciéndose creer que se las arreglarán para abordarlos todos.

Leer más: Estas 9 funcionalidades de Gmail te ayudarán a sacarle el máximo provecho del servicio de correo de Google

Rutledge también postula que eliminar correos electrónicos se percibe como algo demasiado arriesgado para los salvadores. «Algunas personas guardan los correos electrónicos leídos para tener la sensación de seguridad que da creer que podrían encontrar cosas si fuera necesario», dice. «Algunos de nosotros tenemos más tolerancia a la incertidumbre que otros».

El ignorador no lee ni borra correos

Debo confesar que estaba animada de aprender más sobre la mentalidad del que ignora los correos electrónicos. Según el doctor Ron Friedman, autor de The Best Place to Work: The Art and Science of Creating an Extraordinary Workplace, mantener cientos o miles de correos electrónicos no leídos en tu bandeja de entrada no es necesariamente un comportamiento problemático. Aunque Friedman advierte contra «sacar conclusiones amplias de la personalidad y el estado psicológico de las personas a partir de sus hábitos de correo electrónico», ofrece algunas explicaciones posibles para esta tendencia.

Por un lado, le ha dicho a Business Insider, dejar los correos electrónicos sin leer puede significar que estás abrumado o desconectado. Por otro lado, «también puede significar que reconoces que [monitorizar y organizar esos correos electrónicos] no te ayuda a progresar. Y eso es un signo de inteligencia».

Algunos «ignoradores» de los correos electrónicos pueden ser más organizados y productivos que todos los demás. Después de todo, dice Friedman, «el correo electrónico refleja las prioridades de otras personas para ti, no necesariamente un trabajo importante que requiere tu atención inmediata».

Fuente: businessinsider.es

www.laney.com.pe